BLOG

¿Se pueden retirar los cargos de violencia doméstica en Luisiana?

¿Se pueden retirar los cargos de violencia doméstica en Luisiana?

Cuando te arrestan por violencia doméstica, a menudo puedes sentir que ya eres culpable antes de haber tenido un juicio justo. Si bien las circunstancias pueden parecer terribles, trabajar con un abogado defensor penal con experiencia puede aumentar sus posibilidades de que se retiren los cargos de violencia doméstica. 

En este blog, Abogado de defensa criminal de Bossier City Michael J. Vergis y su equipo legal arrojan luz sobre este tema complejo y delicado. Los cargos de violencia doméstica no sólo son un desafío legal sino también emocionalmente agotadores, y afectan no solo a los acusados sino también a sus seres queridos. 

Si eres enfrenta cargos de violencia doméstica, Contacta el Oficinas Legales de Michael J. Vergis para obtener más información sobre sus opciones legales. Para programar una consulta gratuita con Abogado de violencia doméstica en Bossier City Michael J. Vergis, llame (318) 698-3724 hoy dia. 

Abogado de violencia doméstica de Bossier City

¿Qué constituye violencia doméstica en Luisiana?

La violencia doméstica abarca una variedad de acciones que van más allá del daño físico, incluidas la agresión sexual, el abuso emocional y las amenazas de violencia. Estas acciones, cuando se dirigen hacia una familia o un miembro del hogar, pueden dar lugar a cargos graves, a menudo clasificados como agresión por abuso doméstico o agresión por abuso doméstico agravada, según la gravedad. 

Un miembro del hogar o de la familia, según Leyes de violencia doméstica de Luisiana, abarca una variedad de relaciones, que incluyen:

  • Cónyuges, actuales o anteriores.
  • Padres, ya sean biológicos, adoptivos, padrastros o adoptivos.
  • Niños: hijos biológicos, adoptados, hijastros o de crianza.
  • Cualquier niño, ya sea biológico, adoptado, hijastro o de crianza, que actualmente vive o ha vivido anteriormente en la misma residencia que el infractor.
  • Cualquier hijo del infractor, independientemente de que resida o no con el infractor.

Estatuto revisado de Los Ángeles 14:35.3

Estatua revisada de Luisiana 14:35.3 define la agresión por abuso doméstico como la aplicación deliberada de fuerza o violencia por parte de un miembro de un hogar o familia contra otro individuo dentro del mismo hogar o familia. 

Estatuto revisado de Los Ángeles 14:37.7

Abuso doméstico, agresión agravada se define en Estatuto Revisado de Luisiana 14:37.3 como una agresión con un arma peligrosa llevada a cabo por un miembro de un hogar o familia contra otro individuo dentro del mismo hogar o familia.

Casos de delitos menores de violencia doméstica

En Luisiana, la mayoría de los cargos de violencia doméstica se consideran delitos menores. Esta clasificación suele incluir formas menos graves de violencia doméstica, como la agresión simple, en la que se inflige daño físico sin la intención de causar lesiones graves. Los cargos por delitos menores también abarcan actos de acoso, daños criminales a la propiedad y allanamiento de morada dentro de un contexto doméstico.

Casos de delitos graves de violencia doméstica

Los cargos por violencia doméstica pueden aumentarse a delitos graves si:

  • La víctima está embarazada.
  • El abuso ocurre frente a un niño de 13 años o menos.
  • Se trata de estrangulamiento y/o quema.
  • Es la tercera, cuarta o posterior infracción del infractor.
Cargos de violencia doméstica Bossier City

Sanciones por cargos de violencia doméstica en Luisiana

En Luisiana, la gravedad de los cargos y sanciones penales por violencia doméstica aumenta con cada delito posterior.

  • Primera ofensa: El primer delito de violencia doméstica de una persona se considera un delito menor. Los infractores pueden enfrentar multas que van desde $300 a $1,000 y una pena de cárcel de hasta 6 meses, con un mínimo obligatorio de 48 horas cumplidas sin posibilidad de libertad condicional, libertad condicional o suspensión.
  • Reincidencia: Una segunda condena por violencia doméstica todavía se considera un delito menor. Sin embargo, las penas aumentan a una multa que cuesta entre $750 y $1,000, y una sentencia de cárcel que oscila entre 60 días y 1 año, con al menos 14 días cumplidos sin opciones de libertad condicional, libertad condicional o suspensión.
  • Tercera Ofensa: La tercera vez que alguien sea declarado culpable de violencia doméstica, enfrentará cargos por delitos graves. Los perpetradores están sujetos a una multa mínima de $5.000 y una pena de prisión de 10 a 30 años, con un mínimo obligatorio de 3 años que deben cumplir sin libertad condicional, libertad condicional o suspensión.
  • Cuarta infracciones y subsiguientes: La ley de Luisiana continúa tratando los delitos de abuso doméstico y agresión como delitos graves. Las penas son similares a las del tercer delito: una multa mínima de $5.000 y una pena de prisión de 10 a 30 años, con al menos tres años cumplidos sin el beneficio de libertad condicional, libertad condicional o suspensión.

¿Puede una víctima retirar los cargos?

Una vez que se inicia un caso de violencia doméstica, particularmente cuando ha progresado hacia un proceso penal, la víctima no tiene la autoridad para desestimar los cargos contra el acusado.

Una situación de violencia doméstica conduce a un caso penal cuando la víctima o un testigo contacta a los servicios de emergencia durante un episodio de violencia. A su llegada, los agentes de policía evalúan la situación recogiendo declaraciones de las presuntas víctimas, entrevistando a los testigos, fotografiando la escena y reuniendo otras pruebas pertinentes. Si encuentran suficiente causa probable, un oficial de policía arrestará al presunto autor y lo detendrá durante un “período de reflexión” obligatorio que durará varios días. La decisión de presentar cargos penales queda entonces en manos del gobierno estatal.

Una vez que se ha realizado un arresto, el control sobre la continuación o desestimación de los cargos pasa de la víctima de violencia doméstica. En cambio, la decisión se rige por las leyes estatales, la discreción de la fiscalía y las pruebas disponibles para demostrar que la violencia doméstica ocurrió más allá de toda duda razonable.

Abogado de defensa criminal de Bossier City

¿Puede un fiscal retirar los cargos?

El poder de retirar los cargos en un caso de violencia doméstica recae en gran medida en el fiscal, un concepto conocido como discreción procesal. Esta discreción permite a los fiscales decidir si continúan con un caso o desestiman los cargos en función de varios factores. Estos factores pueden incluir la solidez de las pruebas, la gravedad del delito, los antecedentes penales del acusado y los intereses de la justicia. 

Si bien los fiscales tienen la autoridad para retirar los cargos, sus decisiones no se toman de forma aislada. Deben considerar los estándares legales, las pautas establecidas por su oficina y el impacto general en la comunidad. Esta discreción es un componente crítico del sistema de justicia penal, ya que garantiza que cada caso se evalúe individualmente, permitiendo una aplicación justa de la ley. Las decisiones procesales suelen ser complejas y tienen en cuenta una multitud de consideraciones jurídicas y éticas, lo que refleja el equilibrio entre los derechos del acusado y la necesidad de seguridad y justicia de la comunidad.

Factores que influyen en la retirada de los cargos

Al decidir si retirar los cargos de violencia doméstica, los fiscales sopesan varios criterios críticos. Lo central de esta decisión es la solidez de la evidencia; si es insuficiente o poco fiable, la probabilidad de obtener una condena disminuye, lo que lleva a considerar la desestimación del caso. La cooperación de la víctima es otro factor fundamental. Si bien un caso puede avanzar sin la participación activa de la víctima, su voluntad de testificar y brindar un relato coherente puede afectar significativamente el resultado del caso. Los antecedentes penales del acusado también juegan un papel crucial; un historial de delitos similares puede inducir al fiscal a seguir el caso de manera más agresiva. 

Si la víctima se retracta de sus declaraciones o altera su relato de los hechos, esto puede afectar profundamente el caso. Dichos cambios pueden generar dudas sobre la exactitud del presunto delito, lo que podría conducir a la desestimación de los cargos. Sin embargo, los fiscales también analizan estas retractaciones para asegurarse de que no sean resultado de intimidación o coerción. 

Abogado de violencia doméstica en Bossier City

Cómo puede ayudar un abogado defensor penal en un caso de violencia doméstica

En casos de violencia doméstica, un abogado defensor penal como Michael J. Vergis puede desempeñar un papel fundamental al navegar por el complejo panorama legal para las personas que enfrentan tales cargos. Con su conocimiento especializado y experiencia en estos casos penales, Vergis ofrece una estrategia de defensa integral adaptada a las particularidades de cada caso. Examina meticulosamente las pruebas, identificando cualquier debilidad o inconsistencia en el caso de la fiscalía. 

Abogado de defensa criminal de Bossier City El enfoque legal de Michael J. Vergis a menudo implica negociar con la fiscalía, aprovechando sus conocimientos y habilidades de defensa para potencialmente reducir o retirar los cargos de violencia doméstica. Sus tácticas de defensa también incluyen una preparación exhaustiva para el juicio, donde defiende agresivamente los derechos de su cliente y cuestiona las acusaciones. 

Abogado Michael J. Vergis entiende los aspectos delicados de las acusaciones de violencia doméstica, como abordar el impacto de las retractaciones o cambios en las declaraciones de la víctima. Su objetivo es garantizar un proceso legal justo y al mismo tiempo buscar el mejor resultado posible para sus clientes.

Llame hoy al abogado especializado en violencia doméstica de Bossier City, Michael J. Vergis, para una consulta gratuita

Si enfrenta un cargo de violencia doméstica en Luisiana, comuníquese con Abogado de defensa penal y derecho familiar de Bossier City Michael J. Vergis es crucial. Para obtener orientación personalizada y una estrategia de defensa sólida, considere programar una consulta gratuita con las Oficinas Legales de Michael J. Vergis llamando (318) 698-3724 hoy dia.

Facebook
Gorjeo
LinkedIn

COMPROMETIDOS A AYUDAR A NUESTROS CLIENTES A ÉXITO.

CUANDO LOS RESULTADOS IMPORTAN

CREEMOS NUESTRO ÉXITO
DEPENDE DEL SUYO.

MANDANOS UN MENSAJE

en_USEnglish